CARCINOMA PAPILAR DE QUISTE DE TIROGLOSO EN UNA NIÑA DE CUATRO AÑOS

 

M. González García, J.M. Rial Rodriguez, l. Rodriguez Rodriguez Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria Santa Cruz de Tenerife

 

 

 

Introducción: El carcinoma de tiroides representa aproximadamente el 1.5% del total de neoplasias que acontecen en la edad pediátrica, y el 7% de los tumores de cabeza y cuello. La mayoría de carcinomas tiroideos en la infancia son tumores diferenciados, describiéndose excepcionalmente a esta edad carcinomas anaplásicos o carcinomas de células de Hürthle.

La irradiación cervical como factor desencadenante en el desarrollo de neoplasias tiroideas ha sido bien establecida, considerándose inusual su aparición sobre tejido ectópico tiroideo.

Presentamos el caso de una niña de cuatro años afecta de carcinoma papilar de tiroides, cuyo diagnóstico se elabora a partir de la extirpación de un quiste tirogloso.

 

Caso clínico: Paciente de cuatro años que consulta al Servicio de Cirugía Pediátrica por la presencia de una masa cervical media que ecográficamente es independiente de la glándula tiroides. Durante la intervención se reseca una adenopatía próxima. En la anatomía patológica, tanto el quiste como la adenopatía presentan infiltración por carcinoma papilar tiroideo. La exploración física muestra un buen estado de nutrición e hidratación, no se palpan masas cervicales ni adenopatías. Se efectúan pruebas de función tiroidea, serie radiológica, y calcitonina con resultado normal. La gammagrafía de la glándula presenta una captación normal sin áreas frías.

Se procede a tiroidectomía total, extirpando así mismo una pequeña masa paratraqueal situada caudalmente, que parece corresponder a tejido tiroideo inmaduro. La anatomía patológica demuestra infiltración por el carcinoma de la glándula, ganglios regionales y tejidos adiposo y fibroconectivo circundantes.

En el rastreo posterior con I131 no se aprecian metástasis a distancia. Se pauta dosis ablativa y tratamiento sustitutivo con levotiroxina.

 

Comentarios: Menos del 10% de los carcinomas diferenciados de tiroides aparecen antes de los 20 años de edad. Los quistes tiroglosos son raramente el asiento de una neoplasia. Entre éstas se han comunicado unos 150 casos de carcinoma papilar en la literatura internacional, y un número más reducido de carcinoma folicular o de células escamosas.

La edad de aparición de esos casos suele corresponder a la tercera-quinta décadas de la vida, preferentemente en el sexo femenino.

El antecedente de irradiación accidental o terapéutica es frecuente en los niños con carcinoma tiroideo. La paciente que comunicamos no había estado sometida a irradiación externa a excepción de un estudio digestivo por reflujo gastroesofágico.

La extensión de la lesión no nos permite discernir, si el asiento primario del carcinoma fue el quiste tirogloso o, como es más frecuente, la neoplasia es de origen multifocal.

Pese a la rareza de su presentación, creemos que siempre deben excluirse lesiones malignas en los quistes tiroglosos resecados.